BLOG

INICIO / BLOG / ¿QUÉ NIVEL DE ESTRÉS ES ÓPTIMO?

¿Qué nivel de estrés es óptimo?

01 de Junio de 2016

El estrés laboral en cantidades correctas puede mejorar nuestro desempeño, consta de 5 etapas:

1. Desmotivación

Cuando no hay estrés, no existe sentido de urgencia ni motivación que nos impulsen a trabajar, por lo que postergamos o ignoramos nuestros pendientes.

2. Alerta

A medida que el estrés va aumentando, mejora nuestra concentración, sentido de urgencia y de responsabilidad. En esta etapa el estrés es ligero, pero constante, ayudándonos a sentirnos retados, como cuando jugamos, por lo que bloqueamos otras tareas de nuestra mente que no son urgentes.

3. Óptimo

Llega un punto de equilibrio donde el nivel de estrés es el ideal y podemos dar nuestro máximo desempeño sin sentirnos desgastados física o mentalmente, a esto se le llama estrés positivo. En este punto asignamos prioridades y dedicamos todos nuestros esfuerzos simplemente a terminar con lo más urgente.

4. Ansiedad

Si después del punto óptimo, el estrés continúa elevándose, comenzaremos a sentir ansiedad, problemas para dormir, ira y muchos otros problemas que puedes encontrar aquí. Además, nuestro desempeño comienza a disminuir a medida que vamos aumentando el nivel de estrés.

5. Bloqueo

Al exceder la carga de estrés máxima que podemos controlar, llegamos al límite tanto físico como mental, por lo que comienza lo que se conoce como síndrome de Burnouten donde el desempeño se detiene y sufrimos de un bloqueo mental absoulto.

La clave para aumentar la productividad sin perder la tranquilidad, es encontrar la cantidad correcta de estrés que puedes manejar. Te puedes dar cuenta que has rebasado tu nivel óptimo cuando te bloqueas, te vuelves irritable, menos productivo y tu presión arterial se mantiene elevada.  

Cuando sientas que el estrés te está abrumando, un buen consejo es tomar una pausa breve, desconectarse del trabajo, hacer ejercicios de respiración y salir de tu oficina.

El estrés laboral en exceso es malo; sin embargo, muy poco estrés también puede retrasar tus proyectos y hacerte sentir más presionado. Es indispensable encontrar tu nivel óptimo de presión para sentirte motivado y alerta, buscando respuestas y alternativas para resolver los problemas, sólo asegúrate de no tener tanto como para caer del lado incorrecto de la gráfica.       

VOLVER